Informando y Orientando a la Familia
 

 

DATOS DE INTERES

LA OBESIDAD EN LOS NIÑOS Y EL ALARMANTE AUMENTO EN CHILE

Por Patricio Guzmán González

Profesor de Educación Física (Egresado Universidad Católica Silva Henríquez)

 Entre el sobrepeso y la obesidad existe una muy pequeña distancia. En la actualidad son muchos los niños y jóvenes que tienen sobrepeso. El fiel reflejo de esta situación se puede observar en los colegios, en donde no es difícil percatarse del alto porcentaje de niños que tiene unos kilos de más. Aún sin ir mas allá, no es difícil encontrar en los medios de comunicación información sobre los impactantes índices de obesidad en la población de nuestro país y de cómo estos aumentan paulatinamente a través del tiempo, sobre todo en niños y adolescentes. Lo mencionado anteriormente esta demostrado por estudios ya realizados y también por algunos que se están realizando, que han arrojado como resultado cifras no muy alentadoras que tendremos en un plazo no mayor a 10 años.

Si bien esto es alarmante, esta en nuestras manos prevenir y tomar cartas en el asunto. Es la salud de nuestros niños y jóvenes la que esta en juego y es tarea de los Padres velar por el bienestar de ellos y así evitar una enfermedad que se hace cada día más común.

El cuadro nos muestra que desde 1993 al 2004 la obesidad ha ido en aumento, tanto así que el 18% de los niños de primero básico tienen obesidad, una cifra no menor considerando que va en aumento.

 

(Encuesta aplicada al 77% del total de los alumnos de primero básico de todo el país JUNAEB) 

El sedentarismo es uno de los principales factores que producen sobrepeso y obesidad.

El niño se encuentra en una constante búsqueda de entretención. En la actualidad la televisión, las consolas de video juegos, el computador e Internet satisfacen esta necesidad, incitando a los menores a llevar una vida sedentaria que atenta directamente contra su bienestar físico y psicológico.

¿Como evitar?

Los Padres generalmente facilitan algunos materiales o medios de diversión (al menos uno) que estimulan a los niños y adolescentes a llevar una vida sedentaria que a corto o largo plazo pueden generar un estado de sobrepeso u obesidad.

Si bien, en la actualidad estos aparatos son una herramienta necesaria, su uso diario debe tener un tiempo límite y racional. Un niño ocupa su tiempo libre en actividades física como juegos o deportes que implican un gasto de energía importante, y otras que son casi totalmente sedentarias como en la televisión, el computador, videojuegos e Internet. Ahora si hacemos un paralelo entre cada una de las actividades que realizan los niños durante sus tiempos de ocio, veremos que un gran porcentaje le dedica más tiempo a las actividades sedentarias que implican un menor gasto de energía, energía que se va acumulando en el cuerpo, y que por no uso conduce a estados de sobrepeso y obesidad.

Si buscamos una explicación a los crecientes índices de sobrepeso y obesidad tal vez podamos encontrar una posible respuesta entre el ayer (10, 20 o 30 años atrás) y el hoy. Quizás la principal diferencia es la tecnología actual que logra mantener sentado a los niños frente a un televisor o a una pantalla de computador durante horas, sin hacer ningún gasto de energía significativo. Hace unos años atrás no existían tales aparatos tecnológicos, y los mejores métodos de entretención eran juegos didácticos con amigos, salir a pasear en bicicleta y hacer actividades físicas que favorecían una vida más saludable.

Es aquí donde recae la mayor responsabilidad de los Padres, porque son ellos los que tienen en sus manos la posibilidad de cambiar las cosas. Se deben eliminar los estilos de vida sedentarios y apoyar los estilos de vida deportivos y activos, principalmente para favorecer un ESTADO FÍSICO SALUDABLE que sirva de base para formar personas sanas, libres de factores de riesgos que atenten contra su salud e integridad.

 

 

INICIO

 

 

 

 
 
Copyright©2006(Internet y Nuestros Hijos) Reservados todos los Derechos.